Conín considera importante una alimentación adecuada en la primera infancia

Desde la Fundación Conín resaltan la importancia de la prevención de la desnutrición y alimentación en la primera infancia.  

trabajo-social-Fundacion-Conin-Barranqueras
Mujeres preparan la comida en la Fundaciòn Conín de Barranqueras

La Revista del Chaco dialoga con Claudia Leguiza, responsable de la Fundación Conín con sede en Barranqueras (avenida 9 de Julio 5360 - Chaco). Nos cuenta el objetivo de la institución, sus inicios y el trabajo que realizan en el contexto de la pandemia por el COVID-19.

 

 

 sede-Fundacion-Conin-01

Sede de la Fundación Conín en Barranqueras

Claudia Leguiza presenta a la cabeza de dicha fundación. “Juan Carlos Andreotti es el presidente de la Fundación Conín, que trabaja en la prevención y en la recuperación de niños que tienen problemas en la desnutrición, en la primera infancia que es clave.

 

 

 

Recuerda Leguiza que “la primera infancia en la primera etapa de la vida de gestación hasta los 3 años es lo que se conoce como los primeros mil días de vida”.

 

 

 

A modo de presentación en el rol que le toca en ese lugar relata : “Aclaro que soy comerciante, arquitecta, esposa me toca la parte que les cuesta a los médicos, la de difusión, la de  humanizar contar con palabras más simples en qué consiste el trabajo que hacemos, porque por ahí es muy científico muy elevado los términos y en realidad es un trabajo increíble”.

 

 

 

Resalta la importancia de la prevención de la desnutrición y alimentación adecuada en los bebés y niños. “La primera infancia es la etapa en donde se forma más del 90 por ciento el cerebro por eso es importante la prevención y ahora estamos haciendo recuperación, porque lo que es prevención es imposible financieramente poder hacerlo. Sería importante como ocurrió en Chile porque esta metodología surge en Chile hace muchísimos años y  la arma el doctor Fernando Rafael Monckeberg Barros él ya tiene más de  90 años.

 

 

Después, la trae el doctor Abel Albino a la Argentina y comienza en Mendoza Conín, que significa Cooperativa para la Nutrición Infantil y así amigos del doctor Albino van tomando la metodología y la distribuyen en distintas provincias. En nuestro caso Conín de Mendoza ya tiene 25 años trabajando con esto, nosotros tenemos 15 años de casa propia y el doctor lo viene trabajando desde hace más o menos de entre 18 y 19 años primero trabajando en una capilla de Barranqueras, asi que somos una de las primeras sedes después de Mendoza”.

 

Ante el énfasis puesto en este tipo de metodología, consultamos en qué consiste. “Consiste en un trabajo integral del abordaje de la desnutrición , desde la gestación hasta los 3 años”, explica Leguiza.

 

 

Nosotros tenemos un área de abordaje territorial que son los asistentes sociales, quienes buscan por territorio y referencias. Generalmente recibimos un lineamiento de los municipios y como hace tanto tiempo que estamos ahí la gente viene sola. Se detecta a los niños con problemáticas y con  los centros de salud de los barrios articulamos acciones , una vez que los ñiños son entrevistados con la madre se les propone ingresar a la fundación para llevar adelante el trabajo que es la recuperación.

 

Cuando ingresa el niño se firma un convenio entre la mamá y la fundación Conín. Nosotros le ofrecemos el control nutricional y tenemos médicos nutricionistas, pediatras y obstetras en el caso de las mamás que estén embarazadas, que también actúa el obstetra con el nutricionista.

 

Después en el área médica una fonoaudióloga y el área vinculada a la educación en el que tenemos estimulación temprana , psicopedagoga y dos salitas de jardines de infantes en donde hay una maestra jardinera y dos ayudantes, esto es la metodología sin pandemia, entonces ingresa la mamá con su niño si acepta y como contraprestación con todos los controles y con su presencia durante todo el período de tratamiento porque tiene sus charlas y talleres con la nutricionista.

 

 

 

En los talleres de nutriciones se les enseña la higiene y tratamiento de los alimentos . También cómo maximizar los recursos porque son familias vulnerables, por ejemplo te dejo la tarjeta alimentaria que tiene determinados pesos y lo conveniente sería invertir en estoy dejar de lado lo otro. Todo esto lleva varios meses y lleva tiempo revertir la situación en la que llega la mamá.

 

 

Después en el área médica una fonoaudióloga y el área vinculada a la educación en el que tenemos estimulación temprana , psicopedagoga y dos salitas de jardiens de infantes en donde hay una maestra jardinera y dos ayudantes, esto es la metodología sin pandemia, entonces ingresa la mamá con su niño si acepta y como contraprestación con todos los controles y con su presencia durante todo el período de tratamiento porque tiene sus charlas y talleres con la nutricionista.

 

 

 

En los talleres de nutriciones se les enseña la higiene y tratamiento de los alimentos . También cómo maximizar los recursos porque son familias vulnerables, por ejemplo te dejo la tarjeta alimentaria que tiene determinados pesos y lo conveniente sería invertir en estoy dejar de lado lo otro . Todo esto lleva varios meses y lleva tiempo revertir la situación en la que llega la mamá.

 

 

El estado económico de la persona vulnerable es difícil describirlo, vienen con falta de perspectiva y falta de esperanza, hasta la postura con la cabeza agachada caminando cuesta hasta escucharle porque su tono de voz es muy despacito y si no preguntas no hablan ¿se entiende? viene totalmente desganada. Vienen con hábitos que reiteran, repiten y en algunos casos viven dentro de las casas de los padres. Hay casos en los que tiene una casita, un ranchito de 2x2 en donde viven hacinados que es una constante y su pareja es el provedor. La postura que adoptan las mujeres en esta situación es pasiva de resignación, es muy duro y vienen con un chip incorporado que dice nací pobre y muero pobre.

 

 

 

Cuando vino nuestro camión sanitario que es de la red Conín Argentina hacemos relevamiento socioeconómico ambiental se les pregunta si tienen algún tipo de trabajo y la respuesta es siempre que no tienen trabajo y la siguiente pregunta es si buscó y dicen que no en un gran porcentaje luego se le pregunto por qué no busca y dicen porque soy ama de casa y se que no voy a encontrar, porque no hay trabajo para mamás con hijos chiquitos. Todo eso se repite constantamente y en porcentajes muy altos por la falta de expectativas.

 

Empoderar a la mujer no es solo educarla sino que tiene algún tipo de habilidad como por ejemplo con las manos, hasta le damos talleres para despertar esas habilidades, manualidades, costura, tejido, manicura y peluquería, lo que podamos gestionar y conseguir, para que a su vez puedan generar algún tipo de recursos.

 

Asi que tenemos talleres que les enseñen distintos tipos de oficios, detrás de eso está la necesidad de que se  despierte de ese letargo.

 

A todo eso considera positivo los resultados de esas capacitaciones. “Son  muchisimos, antes salíamos a buscar trabajadores sociales, ahora las mades envián a nuevas madres que están en la situación que ellas se encontraban y nuestros asistentes sociales controlan cuando no van por algún motivo. Ahora que se trabaja en pandemia con turnos y burbujas. Si la mamá no asistió la asistente social tiene la obligación de ir al día siguiente, para saber el motivo por el cual la madre no llevó al niño al control y no asistió a los talleres que son gratuitos”.

 

Además, explica el motivo de la campaña de Conín. “Después de cada control debemos entregarle a las mamás el informe hecho por el medico y el nutricionista. Les entregamos una leche en polvo entera con fórmulas especificas a cada niño en tratamiento, o sea si una mamá está embarazada y tiene un niño en tratamiento va a llevar dos leches en polvo”, precisa.

 

“Actualmente estamos con 40 personas entre embarazadas y niños con tratamiento, o sea que debemos tener semanalmente 40 kilos de leche para entregar y cada 15 días entregamos un bolsón con refuerzo nutricional. Hay dos tipos de bolsones, uno es para bajo peso de nutrición leve y otros para casos más complicados.

 

Conín tiene una metodología de trabajo que surge en Chile, viene en Mendoza y se replica en el resto del país. También, en países de Latinoamérica y en África”, destaca.

 

Te puede interesar