Tener hambre ¿Real o emocional?

Cada persona es un mundo, tiene una manera muy peculiar de relacionarse con los alimentos y esto se da debido a la genética, a la cultura que lo rodea y de la educación que recibe. 

hambre-emocional- y-hambre-real (01)
Diferencias entre el hambre emocional y el hambre real.

Para poder identificar la diferencia entre el hambre real y el emocional la nutricionista chaqueña Macarena Rodríguez Serrano nos brinda la siguiente información:

 

 

Una persona come por diferentes razones. Al ser una actividad cotidiana muchas veces no prestamos atención a lo que verdaderamente nuestro cuerpo quiere decirnos y el no escucharnos conlleva muchas veces a padecer enfermedades. 

 

 

El hambre es la necesidad de comer, existiendo dos maneras de presentarse: real o emocional. 

 

 

¿Cómo podemos comenzar a diferenciarlos? 

 

 

El hambre al cual lo atribuimos como “real”, o también lo podemos llamar biológico, es cuando nuestro cuerpo no dispone de los nutrientes necesarios para realizar las actividades esenciales cotidianas. Este hambre real o biológico se cubre realizando las cuatro comidas principales. 

 

 

A diferencia del anterior, el hambre emocional, tiene dos formas de presentarse. La primera como bien lo dice el nombre, es aquel que se dispara por las emociones (tristeza, angustia, enojo, etc.). Cuando nos enfrentamos a algunas de las emociones fuertes recurrimos a buscar lo que nos da felicidad: la comida. 

Y luego tenemos lo que se llama hambre hedónico, que se centra en la búsqueda del placer que pueda asociarse a un bien como se lo describía dentro de la filosofía. Este tipo de hambre se encuentra influenciado por la disponibilidad del alimento. Por ejemplo, si sabemos que tenemos una caja de chocolates, constantemente vamos a tener aquella necesidad de comerlos ya que eso nos genera placer (porque el chocolate genera eso, ¿no?)

 

 

Una alimentación saludable no solo implica comer alimentos que muchas veces lo denominamos saludables, sino que también implica reconocer nuestras emociones para poder hacer una mejor selección de los mismos o generar estrategias que nos ayuden a poder mejorar nuestra relación con ellos.

 

Macarena Rodríguez Serrano 

Licenciada en nutrición 

MP 158 

Instagram/nutricion.mrs

Te puede interesar

Alimentación infantil saludable, una tendencia que crece

Faltan pocos días para celebrar el Día de la Niñez y, como siempre sucede, los festejos pueden incluir desde los infaltables regalos hasta menús especiales para agasajarlos.  Para que la fiesta sea total, busquemos que lo que coman sea, además de rico y nutritivo, sano y amigable con el medioambiente.

alimentos-saludables-02