La importancia de comer despacio

Vivimos en un mundo en donde andar rápido es lo rutinario y común; y la alimentación paso a ser uno de los puntos que integran nuestra vida rápida. 

Licenciada-Macarena-Rodriguez-Serrano (01)
Licenciada en nutrición Macarena Rodríguez Serrano

Comemos rápido, parados, sin ser conscientes, con la televisión o el celular en la mano y nos olvidamos verdaderamente lo que implica el comer: un momento sagrado y especial.

alimentacion-lenta

Alimentación lenta


Muchas veces hemos escuchado la frase “come más despacio” pero ¿Por qué? Las personas que suelen alimentarse de forma lenta y sin distracciones, tienen muchos beneficios, sobre todo, cuando alguien quiere mejorar su calidad vida. 


¿Por qué debemos comer más despacio y masticar más? Una de las razones principales es porque el cerebro tarda unos veinte minutos en recibir la señal del estómago de que ya se encuentra satisfecho. Si nosotros nos alimentamos de manera rápida, no nos saciamos y por lo tanto siempre consumimos más de lo que necesitamos. 


Otro punto a tener en cuenta es que cuanto más masticamos la comida reducimos la hormona que estimula el hambre (grelina) y aumenta la hormona de la saciedad (leptina). ¿Qué pasa si nosotros no masticamos lo suficiente? El alimento en nuestro estomago e intestino es digerido por las bacterias presentes, provocando gases, distensión abdominal, indigestión, entre otras cosas.  


También, inhabilitamos nuestros sentidos. Solo comemos con los ojos y esto hace que nosotros no seamos conscientes de nuestra alimentación. 


Algunos tips para mejorar y ser más consientes son apagar la televisión y/o alejar el teléfono solo por ese momento, evitar el picoteo previo a la comida, tomar agua, si volvemos demasiado estresados tomarse unos minutos antes de sentarse a comer para poder relajarnos y así poder alimentarnos con tranquilidad. 

Macarena Rodríguez Serrano 
Licenciada en nutrición 
MP 158
Instagram/nutricion.mrs

.

Te puede interesar

Tener hambre ¿Real o emocional?

Cada persona es un mundo, tiene una manera muy peculiar de relacionarse con los alimentos y esto se da debido a la genética, a la cultura que lo rodea y de la educación que recibe. 

hambre-emocional- y-hambre-real (01)