Pequeños productores a favor  de la suspensión de exportación de maìz

La FONAF respalda la decisión del Gobierno Nacional de suspender transitoriamente las exportaciones de maíz hasta marzo del 2021. Cuestiona la cotización de la bolsa de maíz a $17.000 la tonelada, “lo que impide nuestra producción como productores”.

cosecha-maiz
Maíz Crédito: Infocampo

“El maíz sirve para muchas cosas, no solo para hacer pochoclo. Es el alimento fundamental para nuestros animales, pollos cerdos y vacas. También para producir huevos y leche. Todos estos productos podríamos decir son maíz transformado. Por lo tanto el maíz no puede faltar para producir estos alimentos esenciales en nuestra mesa y en la mesa de todos los argentinos. Por eso, cuando se corre peligro que las exportaciones superen las existencias que necesitamos y se generen faltantes que paralizarían nuestras producciones, no podemos dejar de apoyar las medidas del gobierno de suspender temporariamente las exportaciones de maíz hasta el mes de marzo cuando aparezca la nueva cosecha.

 

 

Hay sectores políticos de la oposición que quiere privilegiar las ventas externas dejando desabastecida la producción nacional para que aumenten aún más los precios de los alimentos y debilitar al gobierno en medio de la pandemia. Es una obligación ineludible del estado nacional ser garante del abastecimiento. Hoy ya se producen grandes tensiones de precios. Los pequeños productores somos los primeros perjudicados de este proceso. Estamos pagando el maíz en bolsa, que cotiza en Rosario alrededor de 17000 la tonelada, a valores de 28000 a 30000 la tonelada, lo que impide nuestra subsistencia como productores en producciones donde el maíz es más del 70 % del costo de producción. Corre peligro hasta nuestro autoabastecimiento".

"Los productores familiares no nos dejaremos arrastrar por las corporaciones exportadoras, que bajo el título de auto convocados e invocando falsamente a la libertad, quieren nuevamente cortar las rutas y generar un conflicto político en medio de la pandemia. También queremos decirle al gobierno que los pequeños productores necesitamos del apoyo estatal para mejorar nuestras producciones, incorporar tecnología y tener asesoramiento técnico fundamental para no quedar sumidos en el atraso. También nos pronunciamos oportunamente para que el estado nacional tuviera una empresa testigo en la producción, comercialización y distribución de la producción agraria A la luz de los acontecimientos esta decisión es ineludible. No pudo ser con Vicentin, quizás pueda serlo ahora. El gobierno tiene la obligación de tomar decisiones en favor de todos sus habitantes, en especial de los sectores más vulnerables”, manifiesta la Federación de Organizaciones nucleadas de la Agricultura Familiar.

 

Te puede interesar