Veterinarios chaqueños investigan contagios de COVID-19 en animales

El Consejo Veterinario del Chaco viene participando en un proyecto de investigación identificado como “Vigilancia epidemiológica de animales domésticos de personas infectadas con SARS – CoV2 y de posibles reservorios, amplificadores y/o transmisores del virus de la fauna autóctona”.

perro-con-barbijo
Crédito: Theconversation.com

El Consejo Veterinario del Chaco participa cerca de la vigilancia epidemiológica de animales domésticos de personas con el virus SARS CoV2. Desde la entidad, realiza la toma de muestras de aquellos tengan algún contacto estrecho con individuos que sean positivos de coronavirus.

 

Se trata de un proyecto de  investigación identificado como “Vigilancia epidemiológica de animales domésticos de personas infectadas con SARS – CoV2 y de posibles reservorios, amplificadores y/o transmisores del virus de la fauna autóctona”. Esto se lleva adelante en conjunto con la Universidad Nacional de La Plata, veterinarios matriculados de dicha ciudad y la Universidad Nacional de Santiago del Estero, a través del Instituto Multidisciplinario de Salud, Tecnología y Desarrollo (IMSaTeD), con doble dependencia, CONICET-UNSE.

   

 

 “Debido a la propagación de la transmisión de persona a persona y al estar ampliamente distribuida en la población mundial, con adaptación a diferentes ambientes, existe la posibilidad de que algunos animales puedan infectarse a través del contacto cercano con personas infectadas”, aseguran desde la entidad. A lo que acotan que, en este contexto, se ha demostrado la susceptibilidad de ciertas especies de manera natural o por infección experimental.

 

 

“Por lo tanto, desde el Consejo se decide hacer una evaluación de riesgo epidemiológica mediante un formulario y realizar toma de muestras en diferentes animales domésticos en estrecho contacto con personas que hayan resultado positivas a la determinación del SARS-CoV-2 o se consideren personas sospechosas (con y sin sintomatología)”, refuerzan mediante un comunicado desde la entidad profesional. Y subrayan que “la participación en el proyecto es totalmente voluntaria. Los procedimientos para la toma de muestras en animales son seguros, cuentan con un protocolo avalado por el Consejo Profesional de Médicos Veterinarios de Santiago del Estero y serán realizados por profesionales matriculados que ofrecieron sus servicios para colaborar en la lucha y búsqueda de resolución de la pandemia”.

 

 

Cabe destacar que la información de los participantes es estrictamente confidencial, como así las muestras de los animales y el ambiente. Los resultados podrán ser utilizados para conferencias, presentaciones a congresos, divulgaciones y publicaciones de carácter académico y científico que contribuyan al conocimiento y comprensión del comportamiento del virus en la región.

 

En caso que la detección de SARS-CoV-2 sea positiva, se le realizará un monitoreo con la evaluación clínica correspondiente pudiéndose repetir los muestreos para evidenciar la evolución de la infección. Las muestras de interés son:

1.     Hisopado nasal, oral, oro faríngeo y rectal (según la especie y tamaño).

2.     Orina y/o materia fecal.

3.     Sangre.

4.     Ambientales.

 

El consentimiento debe ser firmado luego de que se haya explicado la participación de las mascotas, animales domésticos o de granja en esta investigación. Por último, un ejemplar quedará para el grupo de trabajo de la investigación y otro para el propietario.

Fuente: ww.chacoonline.com.ar

Te puede interesar

Desde el sábado 22, regirán nuevas restricciones

El presidente Alberto Fernández anuncia una serie de medidas que regirán desde este sábado 22 de mayo, con la intención de bajar los niveles de contagios del COVID. Regirán hasta el domingo 30 de mayo.

Bloqueos-al-transito-20-06-18-02