Joven correntina elegida embajadora argentina de programa mundial para fomentar el emprendedurismo

Yamila Pérez es una joven correntina que después de una década de trabajo en relación de dependencia, elige emprender, como opción laboral y como estilo de vida.

Emprendurismo- Historias de vida La Revista del Chaco La Revista del Chaco
Yamila-en-su-estetica-Healing-Spa_1
Yamila Pérez, en su estética Healing Spa

Luego de su paso por la “Cátedra Libre para Emprendedores” de la UNNE se inscribe en Agentia lo que le permite participar de un programa internacional que impulsa el emprendedurismo en la juventud, y con un proyecto, carisma y potencial se gana el título de embajadora argentina.

 

“Yo no quiero esto para mi vida”, piensa Yamila, después de diez años de trabajar 11 horas diarias, en un empleo en relación de dependencia. La pandemia por Covid 19 marca un quiebre. A partir de allí y un proceso interno, la decisión era “volver a trabajar en relación de dependencia o emprender”, y elige apostar y arriesgarse. 

 

 

Había conocido el mundo laboral a los 19 años. “Tuve la suerte de poder empezar a trabajar de joven”, dice hoy y entiende que su experiencia laboral fue determinante para orientar luego su camino de emprender. 

 

 

A principios de 2009, comienza también la Licenciatura en Relaciones Laborales en la UNNE. Cursa dos años e intentó aprobar la mayor cantidad de materias posibles, hasta que la vida la obligó a abandonar por un tiempo las aulas. Tras la partida de su papá, tomó la decisión de empezar a trabajar. Aún con el acompañamiento de su madre que siempre le recomendaba terminar los estudios primero. “Y no me arrepiento para nada”, asegura Yamila. Eso le permitió combinar los conocimientos teóricos con la práctica laboral, y “gracias a eso también hoy me animo a emprender”, dice. 

 

 

Pero una década después, expresa segura que quería buscar otro camino para ganarse el sustento. A fines del 2020 y con la ayuda de amigas, comienza con “Healing Spa”, un servicio de estética que funciona por calle  Junín al 1.700 de la ciudad de Corrientes.

 

 

Allí suma servicios, sigue capacitándose para ofrecer mayor calidad a sus clientes, y también se da cuenta de que el camino emprendedor requiere no sólo de la voluntad y una buena idea; también es necesario adquirir “herramientas”. Por eso, “cuando supe de AGENTIA, me pareció interesante y me anoté en el curso”, cuenta. 

Te puede interesar
Lo más visto